Donde se detuvo la lava del volcán

noviembre 2, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En lo alto del barrio de Las Manchas el monumento dedicado a Nuestra Señora de Fátima señala el sitio exacto donde, en la mañana del 8 de julio de 1949, la lava del volcán de San Juan cambió bruscamente su camino arrollador cuando amenazaba a la histórica ermita de San Nicolás de Bari, templo de comienzos del siglo XVIII. La imagen de Fernando Rodríguez Sánchez nos hace comprender con precisión el detalle que cuanto comentamos.

El párroco de entonces, que también lo era de Fuencaliente, Blas Santos Pérez, temeroso y resignado ante lo que parecía inminente, había dado la orden, desde el momento en el que se supo por donde había salido la lava, de desmontar y evacuar todo lo posible de la querida iglesia, contando con las manos voluntariosas de los vecinos que también se aprestaban a evacuar sus casas y sus ganados.

Sin embargo, cuando a media mañana unos muchachos llegaron corriendo a donde estaba el cura y algunos feligreses para informarle de que la masa ígnea se había detenido y seguía otro camino, a escasos metros de la ermita, el sacerdote y los vecinos sintieron un alivio indescriptible. De ahí surgió la promesa del párroco, cumplida años más tarde, de levantar el citado monumento que forma parte de la identidad del pueblo manchero y es parte de la historia contemporánea de La Palma.

El curso de la lava del volcán de San Juan (1949), la ermita y el monumento de Fátima

Foto: Fernando Rodríguez Sánchez (palmerosenelmundo.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: