Juan Carlos Díaz Lorenzo

El capítulo de la historia del transporte regular y discrecional de pasajeros en La Palma está por escribir en profundidad. En los últimos tiempos, José Ángel Hernández Luis, profesor titular de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), ha tratado en detalle algunos aspectos desde su especialidad académica. Un palmero adoptivo de pro, Maximiliano Fernández Gil, está haciendo una importante y eficiente labor de recopilación fotográfica desde su activa página “Historia de La Palma” en facebook, lo mismo que José Ayut Santos y Miguel Bravo, entre otros. Fernando Rodríguez Sánchez, autor de la página web palmerosenelmundo.com, también contribuye de manera decidida a ese empeño.

Quien suscribe ha hecho algunas aportaciones que confiamos enriquecer en los próximos meses. Las publicadas hasta el momento son Casa Ferraz, parada obligada y Una guagua llamada “la cucaracha”. En breve aparecerá una crónica referida al correo y la figura de Alberto Calero. Pero queda mucho por hacer. Animo a mis paisanos y amigos a que aporten datos y canales fiables que contribuyan a una mejor y eficiente investigación.

En la foto de Fernando Rodríguez Sánchez, el volante y otros indicadores de una guagua chasis y motor Austin, encarrozada en 1961 en los talleres de la Sociedad Cooperativa Transportes Norte de La Palma. Felizmente se conserva. Es patrimonio de todos los palmeros. En las guaguas del Sur, como bien señala nuestro amigo Luis Pérez, adjudicado el servicio a María Santos Pérez y después a sus hijos, las manos de los maestros carpinteros Curbelo y Pepe y el mecánico Aroldo Felipe, fueron algunos de sus destacados protagonistas.   

Volante y salpicadero de una guagua Austin encarrozada en 1961

Foto: Fernando Rodríguez Sánchez (palmerosenelmundo.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Este reportaje está disponible en el siguiente enlace:

http://www.juancarlosdiazlorenzo.com/las-guaguas-de-la-palma-casa-ferraz-parada-obligada/